Bienvenido a Quitter: ¡Nos atacan los ciberrancios!

P1170648

Últimamente estamos todxs un poco revueltxs, sobre todo, quienes participamos en las redes sociales libres, debido a la repentina migración, de un día para otro, de muchxs usuarixs de otras redes sociales privativas a estas llamadas libres. El principal motivo de este trasvase de usuarixs ha sido por varios casos de suspensiones temporales (¿Cautelares?) de cuentas con un número muy alto de seguidores sin análisis previos de la compañía Twitter ante denuncias de dudosas intenciones y la espontánea decisión de estos líderes de opinión tuiteros de mudarse a estas redes para evitar la censura.

Esto ha provocado que algunos medios de comunicación  de relevancia hayan sacado algunos titulares “vistosos” y alarmistas, fuera de toda praxis periodística. Lo que llamaría un gatekritter (gatekeeper + critter): un monstruo dedicado a destrozar la información, filtrando las noticias al despiece y sacando temas que dan miedo, si no se explican con perspectiva y sentido común.

Esto viene a cuento del mensaje de bienvenida que reza uno de tantos nodos que conforman la red social ‘GnuSocial’ y que ha servido para deformar la realidad del software libre y, concretamente, de las redes sociales libres y de quienes nos preocupamos por fomentar el consumo responsable de programas, sistemas operativos y de internet.

Captura del nodo Quitter España

Captura del nodo Quitter España

Uno de tantos medios, por sus palabras, ha escandalizado y achantado a algunos de estos activistas del software libre por la “mala imagen” que este tipo de noticias nos trae. Y se sienten muy molestos. Volvemos a la preocupación del mundo de las apariencias y de las estéticas y de los adornos, y no nos preocupamos por la gravedad de las “acusaciones,” ni de la finalidad que se persigue mediante el uso, disfrute y promoción de software libre. Volvemos a aquellas plazas llenas de perroflautas, antisistemas, sucios, guarros y porretas de aquel mayo de 2011, en la que los principios que nos mueven no importan, las dudas y las cuestiones planteadas no interesan y las respuestas al hartazgo de una situación de crisis son consideradas sospechosas de crimen.

Díganme ustedes cuándo una noticia sobre política contestataria no ha sido amarillista y pseudoperiodística. En muy pocas ocasiones, exceptuando algunos medios respaldados por movimientos sociales o de periodistas de renombre que no han podido ser doblegados fácilmente. Creo que es cuando relucen las contradicciones periodísticas donde los informadores se enfrentan al dilema de las líneas editoriales que deben obedecer o de contar la verdad más cercana a los hechos. De ahí que los medios más afines al régimen, acaben resalzando una línea editorial muy confusa donde la contrastación de noticias y la relación con la relevancia de las partes de éstas es desproporcionada. Así observamos la priorización de lo estético por encima de la ética, en este caso, periodística.

Nadie se ha quejado de que se usen las palabras “éticas” y “solidaridad” pero ¡Cuidao! cuando el desarrollador que lanzó el nodo quitter hace unos años (una pequeña parte del todo que es la red social ‘GnuSocial’), se declara anticapitalista o la última frase del mensaje de bienvenida de la red es “abandonar los servicios centralizados capitalistas.” Saltan las alarmas y algunos empiezan a pedir directamente explicaciones al susodicho desarrollador sueco para que cambie la entradilla por algo más “neutral” para evitar noticias que “den mala imagen” a las redes de software libre. ¿Neutral con quién? Me pregunto.

Tampoco entiendo el escándalo que se ha formado por una palabra que ni representa al bien ni al mal. Anticapitalismo no es contradictorio de software libre y fuera de las muchas ideologías anticapitalistas (donde están incluidas también las fascistas tradicionales), lo entiendo como un “certificado de garantía” que nos aleja de la supremacía del dinero y del absolutismo de la propiedad privada, donde los mercados y sus amigos intentan controlar a las “democracias” y a la gente en general, no únicamente a la disidencia. Creo que es una reacción sana rechazar estas “leyes impuestas” que no hemos votado, ni reflexionado y que hemos comprado y asimilado gracias al todopoderoso marketing cultural de corte neoliberal.

Intentar fracturar la inercia que mueve la balanza de estos tiempos e intentar reconducirla hacia un lado más honesto, no debería ser motivo de escándalo. No creo que ningún “anticapitalista” como Stalin, censurador empedernido y enemigo de la libertad, saliera en defensa del software libre, de la comunicación libre y de la libertad de expresión, mediante su ejército o su KGB, sino todo lo contrario. ¡Por favor, pensemos un poco antes de echarnos las manos a la cabeza y no nos acobardemos! Estamos aquí motivados por motivos varios, poruna belleza más profunda que la superficial, algo mucho más bonito que cualquier titular de periódico paranoico. Estamos aquí porque queremos sentirnos humanxs, no bienes de intercambio.

About mariqueerta

Dadme por culo, pero suavemente, su- su- suave.
This entry was posted in opinion and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.